El contexto actual en cuanto a la globalización que se presenta en los mercados, es un panorama que obliga a que las empresas tengan mayor competitividad en cuanto al nivel de producción. Ante esto, una carrera como la ingeniería industrial empieza a jugar un papel fundamental  en la implementación de nuevas tecnologías para los procesos empresariales.

Actualmente, algunas empresas que están enfocadas en estudios sobre cuales son las tendencias educativas a futuro, plantean que la profesión de ingeniería industrial seguirá estando vigente y contando con una gran demanda en el sector laboral para los profesionales en esta área.

Esto se debe a que los avances tecnológicos se van dando año tras año en nuestra realidad, permitiendo así el desarrollo de estrategias en empresas que buscan competir a nivel global. Es por esto que los factores empresariales y la necesidad de desarrollo empresarial, le permitirá a los profesionales en ingeniería industrial seguir interviniendo en este tipo de panoramas.

Resolución de problemas en tiempos de pandemia

Al ser una carrera que se acomoda a las tendencias del mercado y que debe tener en cuenta cual es el panorama a nivel mundial, la ingeniería industrial juega un papel fundamental en el manejo de situaciones de riesgo que pueden sufrir las empresas. Es el caso de la situación actual que vive el mundo entero con la presencia del covid 19 que ya ha afectado durante dos años grandes sectores de la economía.

Para nadie es un secreto que ante esta situación, una gran cantidad de empresas a nivel mundial se han visto afectadas para poder cumplir con sus estrategias y la elaboración de productos y servicios. Es por esto que la ingeniería industrial juega un papel importante en donde empieza a plantear nuevas estrategias que puedan brindar soluciones a estas corporaciones para permanecer vigente en el mercado.

Cómo se logra esto por parte de la ingeniería, pues el profesional en esta área es capaz de analizar la situación para poder programar y diseñar diferentes sistemas y estrategias que fortalezcan la productividad de la empresa para seguir siendo competitivos en el mercado siempre y cuando, se considere los sistemas integrados de la gestión empresarial.

Además de estas funciones, los ingenieros industriales sirven de apoyo para poder crear los nuevos procesos que logren reinventar a las empresas dentro de la línea de sus servicios y productos, de igual forma en sus procesos internos y administrativos para poder fortalecer desde adentro la imagen de la marca y entrar en la etapa de comercialización. Ante la situación de la pandemia, estos también son encargados de incorporar medidas de bioseguridad para que los nuevos productos o servicios estén enfocados en el cuidado de los trabajadores y de los clientes de la empresa.

Ingeniería Industrial a futuro

Ante esta situación de salud a nivel mundial, la ingeniería industrial se ha replanteado cual puede ser el futuro de esta carrera y cómo puede aportar a los constantes cambios que se viven en el mundo actual.

Es posible que una carrera como esta tenga ventajas a la hora de hablar de su adaptación a las nuevas tecnologías, debido a que un profesional en ingeniería industrial tiene la capacidad de tener bases de aprendizaje multidisciplinarios, y estar en la capacidad de adaptarse a las nuevas tendencias a nivel tecnológico y buscar la forma de trabajar con estas actualizaciones que se realizan de manera constante.

También es importante considerar que los ingenieros industriales, están en la capacidad de crear sistemas que puedan facilitar la unión y la relación entre la variedad de disciplinas que ellos suelen manejar como profesionales en estas áreas, de esta forma es posible que en una empresa se puedan organizar estrategias a nivel interno y externo.

Uno de estos cambios importantes y que a futuro recae en los profesionales en ingeniería industrial, debido a la forma en que se deben manipular y ejecutar esos avances tecnológicos, es la industria 4.0 o como algunos expertos lo llaman, la cuarta revolución industrial.

Este es uno de los principales cambios que se va a sufrir a nivel tecnológico y que cada área debe saber implementar en los ámbitos que se requieran en el campo. Esta cuarta revolución industrial se refiere a poder automatizar y acoplar estos avances con el fin de tener una empresa autosuficiente a nivel tecnológico y que tenga la capacidad de facilitar algunos procesos. 

Pese a que algunos expertos no lo consideran como algo novedoso, pues esto ya ha venido apareciendo por medio de los procesos de digitalización por medio de las tecnologías de la información, la industria 4.0 cuenta con algunas ventajas que se deben tener en cuenta para poder adaptarlas a las estrategias que se quieran implementar.

  • Ayuda a optimizar los niveles de calidad de una empresa ya que de esta forma se puede ser más eficaz con las estrategias que se planteen y poder cumplir objetivos en un menor tiempo.
  • Al disminuir los tiempos de producción y al incrementar la eficacia de los procesos, también se bajarán los costos internos de la empresa. Esto se debe, a que se requiere de menos integrantes de la empresa para realizar las tareas disponibles.
  • Así mismo, como hay menos personal y son procesos mayormente automatizados, también se puede garantizar la seguridad del personal presente ya que no se está en contacto con procesos peligrosos.
  • La empresa empieza a competir con mayor fuerza dentro de un mercado en específico, y se da una mejor respuesta ante las necesidades de clientes y consumidores.

Hay que tener en cuenta este tipo de beneficios, dado que los cambios tecnológicos ocurren de manera acelerada a nivel mundial y se requiere de profesionales que sean capaces de poder gestionar estos cambios para poder desarrollar estrategias que se acomoden a las necesidades específicas del contexto global.