Poco a poco van surgiendo nuevas tecnologías y nuevas metodologías que aparecen para innovar diferentes procesos de evolución dentro de las empresas y mejorar algunos aspectos que pueden fortalecerse. Uno de esos nuevos espacios para innovar ha sido la aplicación del design thinking digital, que se ha convertido en mucha utilidad dentro de las compañías con el fin de elevar la creatividad.

En respuesta a los diferentes cambios modernos de tendencias y los valores de los consumidores, las áreas creativas de la empresa implementaron el design thinking para empresas para analizar las experiencias de los usuarios con un enfoque práctico que prioriza las necesidades de los consumidores con productos netamente pensados para ellos.

Así, innovando y aplicando diferentes estrategias para evolucionar dentro de la empresa e irse actualizando para aumentar la competitividad en el mercado, comenzaron a aplicar diversas metodologías de design thinking con entendimiento de un usuario final para permitirle formar una conexión sostenible con el producto.

Dado todo esto, teniendo en cuenta que es un proceso donde se explora y se va más allá del pensamiento crítico, se favorece la exploración de diversidad de pensamientos y conocimientos con los cuales se explotan diferentes áreas de contexto, observación, búsqueda de problemas y soluciones, lluvias de ideas, pruebas y evaluación, prototipado, desarrollo de bocetos y un sinfín de aspectos más que potencian la creatividad dentro de las empresas.

Por esto, la metodología de design thinking se ha convertido en los últimos años en una herramienta de gran utilidad para las empresas, pues se enfoca en explotar todas las características de quienes hacen parte de la compañía, con el fin de fomentar recursos que generan mayor valor en los productos y servicios mediante la innovación constante de los procesos.

Grande o pequeña, no importa el tamaño de la compañía, cada una busca la innovación constante mediante la creatividad que ofrecen las metodologías de design thinking. Ese pequeño proceso puede desencadenar numerosas ideas novedosas que ayudarán a la empresa a cumplir los objetivos y crecer considerablemente dentro del mercado.

Además, en estos tiempos de transformación digital, la alta competitividad y demandas de los usuarios o clientes, el negocio depende de tomar caminos donde se aplique el design thinking para empresas.

Asimismo, mediante el design thinking para empresas, se facilitan diferentes métodos para generar ideas innovadoras y creativas centradas en su eficacia de entender y dar solución a las necesidades reales de los usuarios finales, pues implica una transformación en la que trabajan los miembros de las compañías aplicando metodologías de design thinking.

6 aspectos del design thinking para empresas

De esta manera, las diferentes empresas han comenzado a aplicar el design thinking con el fin de mejorar la creatividad de sus trabajadores, pues se han dado cuenta que poco a poco se van mejorando los procesos de producción, la calidad de los productos y la relación con el cliente final; por lo que existen seis razones por las cuales la metodología design thinking se ha convertido en una herramienta de gran utilidad para las empresas.

  1. El design thinking para empresas permite generar ideas utilizando no solo el cerebro sino cualquier parte del cuerpo. Este proceso no solo se basa en sentarse en un escritorio a pensar y pensar ideas, pues en su metodología se sale de la oficina a realizar un estudio de mercado e investigar qué está buscando el consumidor o el usuario final.
  2. Con la metodología design thinking se expone a los desarrolladores a la realidad del mercado. Al ponerse en los zapatos del consumidor, los desarrolladores de productos comprenden las necesidades a las que se enfrentan, planteando preguntas cuyas respuestas serán las mismas que se hacen los usuarios. Así, obtendrán mejores resultados al momento de pensar nuevos productos o mejorar los que ya están.
  3. El design thinking somete al equipo a plazos y ritmos dinámicos, pues no se trata de generar productos en el largo plazo, sino en ser los primeros en llegar al mercado con las mejores soluciones viables y los mejores resultados para satisfacer las necesidades del cliente.
  4. El trabajo en equipo y la creación colectiva conduce al éxito, y con metodologías de design thinking se garantiza esto, pues reúne por lo general a profesionales de diferentes ramas, quienes estarán sentados en busca de una misma solución, ya que el aporte de cada área de conocimiento es vital en la construcción de la idea final.
  5. El design thinking ‘obliga’ a ponerse la camiseta del usuario y del consumidor, pues ningún otro método diferente nos permite ponernos en los zapatos de los consumidores. Por esto, antes de entrar en el modo ejecutor, observa, escucha y aprende primero cómo se comportan y utilizan los productos.
  6. Aplicando metodologías de design thinking generamos prototipos bajo un enfoque permanente de ensayo y error. Gracias a esta apuesta por la creatividad y la innovación, las soluciones a las que se llega no se dejan de probar hasta obtener los resultados deseados. Así, la aplicación de esta metodología genera versiones cada vez más perfectas de los productos.

Mentalidad innovadora

Con la metodología design thinking todos contamos con el potencial de transformarnos y asimismo transformar los procesos internos de las empresas donde nos encontramos. Además, la creatividad no es solo un privilegio para algunos, pues todos tenemos nuestro toque, solo es cuestión de explotarlo, y con el design thinking se logra.

A su vez, la metodología de design thinking permite la adquisición de ventajas competitivas y habilidades demandadas a futuro para puestos de trabajo y para la vida, pues con el design thinking se adquieren diferentes habilidades creativas, críticas, curiosas, generando múltiples aprendizajes que nos permitan ver más allá de lo evidente.

Explota tu creatividad en ESEIT

De esta forma, aplicar el design thinking para empresas se convertirá un aspecto fundamental dentro de la compañía al asumir grandes desafíos en el futuro, y en ESEIT te ayudamos a que des tu primer paso como profesional e inicies tu camino en la Especialización en Diseño y Creación de Servicios.

En ESEIT tenemos las puertas abiertas para que incursiones en el design thinking y te ofrecemos una propuesta educativa que aporta al desarrollo de un programa competitivo, que responde a las necesidades del mercado laboral local e internacional y que apoya el know how de los estudiantes que se profesionalizan en la metodología de design thinking.

Si necesitas más información sobre este y otros programas que pueden estar a tu alcance, visita nuestra página web y conoce todo lo que ESEIT puede ofrecerte para tu futuro profesional. 

¿Necesitas ayuda?