Tabla de contenido

  • ¿Cómo funciona? 
  • ¿Para qué sirve?
  • Aprende y especialízate en Design Thinking.

 

El diseño está en todo lo que vemos y siempre ha sido una herramienta vital para el reconocimiento de marcas, procesos, cambios y más, por lo que es una forma de demostrar nuestra identidad a través de las formas, imágenes y el sentido que le demos a los objetos. Una de las metodologías que hemos empezado a ver con más frecuencia, es la del Design Thinking, que se ha posicionado como la forma más útil de conocer a través del diseño, qué es y cómo funciona nuestro negocio para los clientes y las personas ajenas a nuestra empresa. 

Aprender a conocer lo que nuestro cliente desea, el cómo lo quiere empezar a ver y cómo puede interactuar mejor con nuestros servicios, es uno de los objetivos del Design Thinking, pues se trata de buscar un equilibrio entre lo que queremos ofrecer y cómo el cliente externo puede disfrutar al máximo de ese potencial de nuestro producto o servicio. 

Si bien esta metodología del Design Thinking es antigua, pues se habla de este tema desde 1959 cuando John E. Arnold, un profesor estadounidense de Ingeniería Mecánica y profesor de Administración de Empresas en la Universidad de Stanford, introdujo el término en el área de la ingeniería.

¿Cómo funciona?

metodología del design thinking

El Design Thinking es una metodología que busca cumplir con 4 características específicas al momento de ponerlo en marcha en una empresa, por lo que su funcionamiento depende del cumplimiento de estas pautas. Estas son las características que hacen del Design Thinking un proceso diferencial:

1. Generar empatía:

Uno de los primeros fines de la metodología de Design Thinking es lograr entender las necesidades, problemas y deseos de nuestros usuarios con el fin de que se encuentren formas de cubrir estos requerimientos a través de soluciones tecnológicas en el diseño e interacción de nuestras plataformas, logrando una interacción más fluida, óptima y que resulte en resultados de venta. 

2. Trabajo en equipo:

A través de este tipo de diseño se implementa y garantiza un mayor trabajo en equipo, pues todos los individuos de la empresa se unen para buscar el cómo brindar un servicio óptimo para los usuarios y junto a ellos, hacen una plataforma más ágil.

3. Generación de prototipos:

Antes de poner en marcha alguno de los cambios que se propongan para las plataformas, el Design Thinking debe ser un paso a paso que se valida a través de prototipos, con ello, se busca hacer pruebas sobre cada actualización de las funciones o visibilidad de las mismas para que el usuario obtenga la mejor versión. Identificar y solucionar errores es una de las claves de esta metodología del Design Thinking.

4. Contenido visual:

A través del Design Thinking se empieza a trabajar desde la innovación, por lo que es fácil que durante el proceso el contenido visual sea una de las claves y uno de los cambios más notorios, que harán sentir cómodo al usuario final. Lo ideal es que durante todo el trabajo se busque un equilibrio entre el cubrimiento de las necesidades y errores y el sentido y visual del sitio. 

¿Para qué sirve?

Una de las ventajas del Design Thinking es que se puede usar en cualquier área y sector, pues es una solución versátil que se puede implementar en el momento que sea necesario. Por ello, algunas de las funciones que cumple son: 

  • Resolver problemas de forma innovadora.
  • Diseñar servicios o productos de tu marca.
  • Cambiar o rediseñar procesos en tu negocio.
  • Emprender. 

¿Y cómo puedes empezar?

Si el Design Thinking es la solución que necesitas para optimizar alguno de tus procesos, servicios o productos de tu empresa, es importante que empieces por algo pequeño y desde allí tomar velocidad para hacer cambios más grandes. 

Escoge un producto, problema o servicio que tenga errores o necesite cambios y a partir de allí analiza cómo puedes abordar las soluciones poco a poco, es importante también, que el objeto a optimizar a través del Design Thinking represente un impacto positivo para la empresa o el emprendimiento. 

Recuerda que si quieres iniciar con este proceso, es de gran ayuda contar con un experto o consultor con experiencia que te guíe en el proceso desde el punto de partida. 

Paso a paso para implementar el Design Thinking

Empatizar

En la metodología de Design Thinking se busca empatizar siempre con el cliente o los usuarios potenciales, por ello, la primera fase o  el primer paso es conocer y acercarse al cliente a través de distintas metodologías que aporten a conocer de forma profunda todo lo que quiere el usuario.

  • Entrevistas a los clientes y/o usuarios.
  • Observación.
  • Responder al qué, cómo, por qué, para qué y dónde.
  • Focus group.

Definir

Después de encontrar los problemas a los que se debe atacar, el equipo debe definir con exactitud de qué se trata el reto a solucionar, analizando desde todas las perspectivas posibles, si lo que se halló es correcto y corresponde a un tema crucial para la compañía.

Idear

En esta etapa se empieza con el proceso creativo para llegar a las soluciones, pues es a partir del público o target al que se quiere beneficiar, se presentan ideas de lo que se tiene planeado proponer como una solución efectiva y que encaje con las necesidades del cliente.  

Prototipos

Aquí se plasman en la realidad, las soluciones más viables que se encontraron junto al equipo, creando prototipos cercanos que se puedan validar y que posiblemente, cubran las necesidades en cuestión.

Probar

Finalmente, es hora de probar todo lo que se creó y se planteó en equipo con el fin de llegar a la solución efectiva del problema.

Aprende y especialízate en Design Thinking

Seguramente durante todo este proceso te surgirán muchas dudas, por lo que desde nuestra perspectiva en ESEIT -Escuela Superior de Empresa, Ingeniería y Tecnología- una de las opciones de adquirir el conocimiento que necesitas es a través de nuestra especialización en diseño y creación de servicios (Design Thinking) en la que desarrollarás la capacidades necesarias para implementar soluciones a problemas de tu empresa o crear nuevos servicios. 

 

Con nosotros, puedes construir habilidades para comprender a fondo las necesidades de tus clientes para gestionar tus servicios, entendiendo la importancia de la experiencia y el valor de tu target y usar esos beneficios a favor de tu empresa.

Si quieres conocer más sobre este posgrado y la universidad, puedes acceder a más información en nuestra página web, en la que te damos una visión amplia de lo que puedes aprender en nuestra especialización y sus beneficios en el mercado actual.