El mercado laboral actual ha estado en constante transformación y evolución, por lo que cada vez más las empresas tienen diferentes tipos de necesidades las cuales buscan que los futuros profesionales sean capaces de resolver, lo que, a su vez, se convierte en un reto de la educación y el proceso de formación de los jóvenes estudiantes.

Si a esto se suman los constantes avances tecnológicos en el mundo, las herramientas digitales han tenido su participación dentro de las empresas, buscando contribuir con diferentes aportes para que las compañías se mantengan activas en el mercado e innovando con procesos que marquen la diferencia.

Por esto, con el fin de intercambiar conocimientos y obtener un panorama más claro sobre las dinámicas económicas, las necesidades actuales de los empresarios y lo que requieren de los futuros profesionales, en ESEIT se llevó a cabo el webinar ‘Retos de la oferta educativa frente a las necesidades empresariales’, que contó con la participación de la Doctora Juliana Hernández Bonilla, directora macro sector de industrias culturales, creativas y gráficas de la Cámara de Comercio Bogotá; y Maximiliano Sepúlveda López, Director Ejecutivo de Integra Agencia Empresarial.

“Queremos traer opiniones y perspectivas desde el sector real, incorporando voces de empresarios y emprendedores que nos ayuden desde lo académico, para articular mejor la propuesta académica con las realidades que han venido afectando el ambiente laboral y la pertinencia de la academia en la sociedad”, comentó el rector de ESEIT, Raúl Mauricio Acosta Lema.

Partiendo de la premisa de que cada industria tiene retos diferentes debido a las distintas mecánicas que tiene en su operación, “la gran oportunidad es la necesidad de que la empresa se acerque a la universidad y viceversa”, según la doctora Juliana, pues en el mundo existen variedad de modelos que sirven para tener experiencia directa con las organizaciones para crear espacios “donde los estudiantes puedan vivir la realidad de trabajar y mezclar sus conocimientos con la realidad”.

Desde el trabajo de la Cámara de Comercio Bogotá mencionó que se articularon estrategias para impactar a 8.517 empresarios, los cuales resultaron beneficiados con iniciativas de programas banderas que buscaron impartir conocimientos digitales, uniendo detalles en una gran plataforma, pues estos también deben actualizar sus conocimientos.

“Ayudamos a los empresarios a generar conexiones inteligentes y el poder relacionarse de manera ágil para apoyarlos en la manera de hacer negocios con nuevos retos”, sostuvo.

A su vez, la doctora Hernández afirmó que la academia tiene una gran responsabilidad con sus egresados y el mercado laboral. “Deben ver qué está pasando con esos profesionales que salieron y no están listos para un mercado que está pidiendo competencias relevantes en tecnologías de la información y la comunicación, el trabajo híbrido y liderar equipos”, explicó.

No obstante, precisó que ya existen algunas universidades que “están dando el paso” en algo que “el empresario pedía a gritos”. “Hay muchas oportunidades grandes para poder alinear la academia en sectores que tienen mucho impacto”, dijo. “Los emprendedores, empresarios, la academia y el sector privado tenemos un reto. Las instituciones se deben acercar al empresario”, añadió.

Por otra parte, el director ejecutivo de Integra Agencia Empresarial fue enfático al precisar que existe el reto de “extraer competencias reales del sector productivo y llevarlas a la academia”. Así, destacó que “existen metodologías para modificar el currículo y volverlo más práctico”, pues lo primordial es “conectar conocimientos con la realidad del sector y la carrera”.

De esta manera, dejó en claro que desde las universidades deben existir programas y planes para ofrecer a diferentes empresarios y exponerle opciones para capacitar a sus empleados, y así mantener una educación continua para que los profesionales estén en constante actualización para afrontar el mercado laboral, pues, además, en ambientes digitales, la tecnología “exige un mayor nivel”.

Así, afirmó que, existiendo convenios donde desde las universidades se presente al futuro profesional para integrarlo a entornos laborales y se empapen de conocimiento, estarán en la capacidad de tener la información suficiente y los datos necesarios para brindar las capacidades de toma de decisiones.

Finalmente, habló sobre algunos empresarios que “no ven la utilidad de capacitarse” y ven esto como un factor innecesario dentro de sus compañías. “Hay que sensibilizarse y ver las bondades de los cursos”, destacó Sepúlveda.

“Los estudiantes y egresados deben ser inquietos y no quedarse con lo poco. Los empresarios tienen demasiadas posibilidades para que hagan uso de lo que existe para ellos. Ser empresario exige estar al día. Para esto hay muchas herramientas”, concluyó la directora macro sector de industrias culturales, creativas y gráficas de la Cámara de Comercio Bogotá.

Mientras tanto, el director ejecutivo cerró con dos recomendaciones para los egresados. “La primera es que sean resilientes. Eso es algo que permite tener la capacidad de continuar y no abandonar los sueños. También deben aprender a aprender, y saber cómo explorarlo a cierta edad”, sentenció.

En conclusión, los retos de la oferta educativa frente a las necesidades empresariales van ligados de la mano a ofrecer una combinación entre conocimiento y aprendizaje teórico para brindarle a los futuros profesionales las oportunidades laborales que los hagan explotar sus capacidades.

Además, desde la academia se deben evaluar procesos en los cuales se den facilidades y opciones a los empresarios para ofrecer capacitaciones y permitir a los profesionales una educación continua para profundizar sus conocimientos y así estar a la vanguardia en entornos laborales.

En nuestro canal de YouTube podrás conocer mayores detalles sobre el webinar realizado, y si deseas profundizar tus conocimientos, en nuestra página web podrás conocer más sobre los programas académicos en posgrado que tenemos para ofrecerte. También podrás visitarnos en nuestro nuevo campus ubicado en la ciudad de Bogotá en la carrera 11 #80-57.

¿Necesitas ayuda?