Tabla de contenido

  • Crear estrategias de aplicación
  • Ejemplos de design thinking para empresas

Hoy en día las tecnologías han cambiado y las formas en las cuales las empresas realizan sus funciones han ido variando, dando un giro de 180 grados. Cada compañía busca la manera de ser más creativa para fortalecer sus procesos y mejorar los rendimientos en pro de alcanzar los objetivos trazados. Para esto, el design thinking para empresas se convierte en una metodología innovadora con la que tu organización tendrá mejores resultados en diferentes áreas que esté aplicada.

Además, el design thinking para empresas facilita alcanzar buenos logros internamente dentro de las compañías, ya que permiten la optimización de productos o servicios en busca de satisfacer las necesidades de los clientes, y las empresas que las integran, elevan su rendimiento de manera exponencial, ya que entender mejor a los clientes o consumidores mejora la rentabilidad de los negocios al potenciar lo que ofrecen en el mercado.

Con la metodología design thinking se pueden resolver los problemas más complejos que una empresa tenga de manera interna, siendo solucionados de la forma más sencilla, innovadora y siempre enfocada en las personas, pues las organizaciones tienen retos mayores día a día, por lo que tienen que estar re planteándose sobre el cómo competir dentro del mercado para crear valor en sus clientes y aumentar las rentabilidades.

Sin embargo, para lograr todos los objetivos planteados con la metodología design thinking se necesita ‘pensar más allá’ y salirse de los límites organizacionales. Es necesario imaginarse soluciones posibles e incluso, dar un vistazo ‘desde fuera’ de la problemática dentro de todas las dificultades que puedan surgir en la empresa, significando un pensamiento creativo, no convencional y atrevido, que permita generar productos innovadores para dar ese valor agregado que hace que el cliente se mantenga fiel a la compañía.

El design thinking para empresas es ir más allá de un pensamiento analítico y crítico, pues se convierte en un proceso creativo basado en la construcción de ideas con el fin de disminuir el miedo al fracaso, ya que no existen juicios para las ideas a proponer, pues así se alimentan la cantidad de ideas nuevas que puedan surgir dentro de las nuevas propuestas y manteniendo sus fases de ideación, de las cuales irán surgiendo los conceptos innovadores para incrementar el valor de interés sobre determinado producto o decisión a los diferentes clientes del mercado.

Es así como el design thinking para empresas une la sensibilidad y la metodología de todo el equipo de trabajo para complementar las necesidades de las personas, teniendo en cuenta un enfoque tecnológicamente factible, y logrando que una estrategia de negocios pueda convertirse en muy importante y genere valor en el cliente, siendo una oportunidad de mercado clave para la empresa.

No obstante, así el design thinking se haya inspirado en fundamentos del diseño, ya que parte del usuario como motivación para analizar sus necesidades y satisfacerlas en base a un prototipo, se convierte en una metodología design thinking que puede promoverse en cualquier estrategia competitiva dentro de una empresa.

Crear estrategias de aplicación

Asimismo, el design thinking para empresas se acopla en las diversas áreas de una empresa, tanto en la concepción de estrategias de marketing, proyectos y negocios, como en la innovación en general de la compañía, pues tiene meticulosos procedimientos al momento de empatizar con el cliente, definir sus necesidades y proponer las soluciones necesarias para lograr el alcance de los objetivos planteados dentro de la organización.

Ante ello, el design thinking aplicado de manera efectiva, integrado en todos los procesos y objetivos dentro de una empresa, depende de múltiples características para lograr mejores resultados, como las siguientes:

  1.  Empatía

La empatía aplicada en el design thinking para empresas favorece la capacidad de entender las circunstancias, problemas y necesidades de tu colaborador, pues el poder entender el perfil de otras personas, llevará a una correcta interacción y a un beneficio factible en la metodología design thinking.

  1. Trabajo en equipo

Para aplicar el design thinking para empresas se debe consolidar la unidad que necesitan todas las personas que hacen parte de la compañía con el fin de encontrar afinidad acorde a propósitos comunes para así potenciar el éxito en conjunto.

  1. Generar prototipos

En la metodología design thinking, para reconocer los fallos que puede tener una idea propuesta, se pasan por diferentes pruebas que validen constantemente la solidez del primer concepto formulado para tener una estructura clara sobre lo que se va a trabajar; y la generación de prototipos permite llegar a la solución deseada de forma acertada, identificando y resolviendo los problemas que esta idea pueda tener en el camino.

  1. La atmósfera

Para impulsar la creatividad y la imaginación, el ambiente de trabajo en el cual los miembros de la empresa se encuentren cómodos será ideal, pues esto promueve el dinamizar el tiempo y esfuerzo incurrido. Con un ambiente óptimo, lúcido, divertido y cómodo, se desarrolla confianza y personalidad para trabajar en libertad.

  1. Técnicas visuales

En el design thinking para empresas se trabaja con técnicas visuales, pues estas promueven el trabajo de ambos hemisferios del cerebro, impulsando la creatividad y la objetividad al momento de proponer soluciones innovadoras.

Por esto, la intención del design thinking para empresas es proponer soluciones innovadoras en los clientes, formulando un sistema alternativo para detectar las necesidades de los clientes a través de sus contextos de vida y soluciones creativas. En este sentido, se deberán tener en cuenta cuatro estrategias importantes para dar soporte a su sostenibilidad, como proponer un diseño destacado, equilibrar innovación y sostenibilidad, analizar el ‘factor humano’ en las necesidades del cliente, y reducir al mínimo la incertidumbre y el riesgo de la innovación.

Ejemplos de design thinking en empresas

Quienes desarrollan la metodología design thinking se basan en información sobre el cliente con datos obtenidos de experimentos en el mundo real, no solo de datos históricos o estudios de mercado, y por esto, el design thinking ya se ha probado alrededor del mundo con muchos casos de éxito que han llevado la satisfacción a miles de clientes, y Apple fue una de las primeras compañías en incorporarlo en el desarrollo de su estrategia, logrando unir diseño, tecnología y simplicidad a través de la experiencia de usuario. Estos son algunos de los casos más conocidos:

  1. IBM

La multinacional estadounidense de tecnología posee el IBM Design Thinking, un laboratorio de innovación en donde ayuda a otras empresas para enfrentar sus retos a través de soluciones enfocadas en las experiencias de los usuarios, con alrededor de 30 espacios de estudio en donde sigue el proceso de rastrear a los usuarios, medir el éxito de las estrategias y mantener encendida la curiosidad. Uno de sus logros más grandes fue la creación del Bluemix, un entorno y plataforma colaborativa basada en la nube, que cualquier negocio puede utilizar para aumentar su competitividad.

  1. MassMutual

La compañía de seguros de vida que tenía como objetivo vender seguros a adultos jóvenes, generó una solución basada en entrevistas y grupos focales con el fin de, de acuerdo a las necesidades de los usuarios, brindar herramientas financieras y clases online para que puedan ver las ventajas que un seguro puede ofrecer.

  1. Intuit

La empresa de software norteamericana utilizó la metodología design thinking para crear un área de juegos innovadora y entrenar a un grupo de estudiantes de primaria en una escuela pública, enfocándose en sus intereses. Su objetivo principal era romper el ciclo de pobreza y mantener a los niños con conocimientos sobre gestión de la tecnología, donde la empresa ayudó a los estudiantes a cultivar un huerto orgánico y vender los productos. Los estudiantes pasaron de no saber qué era un mercado agricultor a desarrollar un modelo de negocio de productos, con ventas de más de 250 dólares en el primer trimestre.

  1. Zara

La cadena de moda española aplicó la innovación en los últimos años para mejorar la experiencia de sus usuarios a nivel tecnológico, y ahora, incorporaron plataformas de realidad aumentada para que los clientes puedan probarse prendas de manera virtual en algunas tiendas. Su target tiene una alta demanda por la tecnología, la calidad y las experiencias significativas en el sector retail.

Es por esto que cada vez más las empresas vinculan la metodología design thinking dentro de sus operaciones para obtener mejores resultados. Así que, si estás pensando en comenzar tu camino en el design thinking para empresas, en ESEIT contamos con el espacio educativo preciso para formarte y tenemos las puertas abiertas para que des el primer paso en tu formación profesional.

En ESEIT te ofrecemos una propuesta educativa que aporta al desarrollo de un programa competitivo y que responde a las necesidades del mercado laboral local e internacional, apoyando el know how de los estudiantes que inicien su camino con nosotros.

Si necesitas más información sobre este y otros programas que están a tu alcance, visita ESEIT y conoce todo lo que te ofrecemos para que comiences a soñar con tu futuro profesional.